En el entierro de un niño

Alternative content

Al entrar al cementerio,

he notado un aroma de lirio;

no hay ninguno florido:

solo, al cerrarse una fosa,

atisbé la cabecita rubia

de un niño pequeñito.

 

¡Lirio blanco de inocencia,

he notado tu esencia

-subiendo al cielo,

solos nos dejas aquí en la tierra-

de flor arrancada y mustia,

de donde la abeja ha sorbido la miel!


Traducción Lluïsa Cotoner
Locutado por Manel Llanas

Compartir en twitter Compartir en facebook
Generalitat de Catalunya - Departament de Cultura
Ministerio de Cultura
Espais escrits
Unnim