La prensa granadina pide caridad

El diario El Defensor de Granada se erigió como portavoz con la doble función de informar y de organizar actividades para recaudar fondos y ayudas para los damnificados.

El día 27 abría sus páginas con un llamamiento a la caridad al mismo tiempo que creaba una lista de suscriptores para organizar las ayudas.  

La inmensidad de la catástrofe que pesa sobre muchos pueblos de la Provincia y ha conducido a numerosas familias a la miseria, la desesperación y el desamparo, no pudo menos de producir un movimiento de caridad y filantropía hacia estos infelices hermanos nuestros. (El Defensor de Granada, 27.12.1884)  

El director del diario granadino, Luis Seco de Lucena, movilizó a sus colegas de la prensa nacional.

La catástrofe ha sido inmensa, y a la inmensidad de la desgracia saben corresponder los esfuerzos del país y del gobierno, y el celo de las autoridades superiores de la provincia que ciertamente deja mucho que desear y es objeto de acerbas censuras por parte de la opinión imparcial, generosa y desinteresada. (El Defensor de Granada, 29.12.1884)  

Seco de Lucena se mostraba crítico con la prensa de Madrid que, en algunos casos, había despertado ciertas suspicacias sobre la tendencia a la exageración de los corresponsales andaluces.

Con profundo dolor decimos, pero nuestra pluma no puede resistirse al cumplimiento del sagrado deber que tenemos de decir siempre la verdad. No extrañeza, indescriptible asombro nos produce leer los periódicos de la Corte y ver en ellos la frialdad, la suspicacia injustificada con que han recibido y dan cuenta de la catástrofe que nos afl ige. (El Defensor de Granada, 31.12.1884)
Compartir en twitter Compartir en facebook
Generalitat de Catalunya - Departament de Cultura
Ministerio de Cultura
Espais escrits
Unnim